Saltar al contenido principal

Economía circular: el motor de la sostenibilidad

Economía circular

La economía circular es un modelo de producción y consumo que supone compartir, alquilar, reutilizar, reparar, renovar y reciclar materiales y productos existentes todas las veces que sea posible para crear un valor añadido. De esta manera, el ciclo de vida de los productos se extiende.

Hoy en día, implica minimizar los residuos al mínimo. Cuando un producto llega al final de su vida, los materiales se mantienen dentro de la economía siempre que sea posible. Estos pueden ser productivamente utilizados una y otra vez, generando así un valor adicional.

La economía circular contrasta con el modelo económico lineal tradicional. El modelo tradicional se basa en el concepto de “usar y tirar”, que precisa de grandes cantidades de materiales y energía baratos y de fácil acceso. La obsolescencia programada es un tema que también precisa de medidas.

¿Por qué debemos modificar nuestra forma de consumir?

Uno de los principales motivos para avanzar hacia la economía circular es el incremento de la demanda de materias primas y la escasez de recursos. Diferentes materias primas cruciales son finitas y, como la población mundial crece, la demanda también se incrementa.

Otro de los motivos es la dependencia de otros países: algunos países dependen de otros para obtener sus materias primas.

El impacto que se genera en el clima es otro de los factores. La extracción y la utilización de materias primas tienen importantes consecuencias ambientales, incrementa el consumo de energía y las emisiones de dióxido de carbono, mientras que se utiliza de forma inteligente las materias primas en las que se pueden reducir las emisiones contaminantes.

¿Por qué debemos cambiar a la economía circular?

Uno de los motivos para avanzar hacia una economía circular es el incremento de la demanda de materias primas y la escasez de recursos. Diferentes materias primas cruciales son finitas y, como la población mundial crece, la demanda también se incrementa.

Otro de los motivos es la dependencia de otros países, ya que muchos países dependen de otros para obtener las materias primas que necesitan para elaborar sus productos.

El impacto en el clima es otro de los factores. La extracción y la utilización de materias primas tienen grandes consecuencias ambientales, se incrementa la utilización de energía y las emisiones de dióxido de carbono, mientras que la utilización más inteligente de las materias primas puede minimizar las emisiones contaminantes.

¿Cuáles son sus beneficios?

Las medidas como la prevención de residuos, el diseño ecológico y la reutilización pueden ahorrar dinero a las organizaciones mientras que se minimiza el total anual de emisiones de gases de efecto invernadero. Hoy en día la producción de los materiales que se utilizan en el día a día son responsables del 45% de las emisiones de dióxido de carbono.

Avanzar hacía una economía más circular puede generar diferentes beneficios como minimizar la presión sobre el medio ambiente, mejorar la seguridad de suministro de materias primas, estimular la competitividad, la innovación, el crecimiento económico y el empleo.

También puede proporcionar a los consumidores productos más duraderos e innovadores que brinden ahorros monetarios y una mayor calidad de vida, por ejemplo, si los teléfonos móviles fuesen más fáciles de desmontar el coste de volverlo a fabricar que pueden reducirse a la mitad.

Principios de la economía circular

Hay diez rasgos configuradores que definen cómo tiene que funcionar la economía circular:

  • El residuo se convierte en recurso: es la principal característica. Todo el material biodegradable vuelve a la naturaleza y el que no es biodegradable se reutiliza.
  • El segundo uso: reintroducir en el circuito económico aquellos productos que ya no corresponden a las necesidades iniciales de los consumidores.
  • La reutilización: reutilizar ciertos residuos o ciertas partes de los mismos, que todavía pueden funcionar para que se elaboren los nuevos productos.
  • La reparación: se encuentra una segunda vida a los productos estropeados.
  • El reciclaje: utilizar los materiales que se encuentran en los residuos.
  • La valorización: aprovechar la energía de los residuos que no se pueden reciclar.
  • Economía de la funcionalidad: la economía circular propone eliminar la venta de productos en muchos casos para implantar un sistema de alquiler de bienes. Cuando el producto termina su función principal, vuelve a la empresa, que lo desmontará para reutilizar sus piezas válidas.
  • Energía de fuentes renovables: eliminar los combustibles fósiles para producir el producto, reutilizarlo y reciclarlo.
  • La eco-concepción: considera los impactos ambientales a lo largo del ciclo de vida de un producto y los integra desde su concepción.
  • La ecología industrias y territorial: establece una forma de organización industrial en un mismo territorio que se caracteriza por una gestión optimizada de los stocks y de los flujos de materiales, energías y servicios.

 

Software ISO 14001

Si está interesado en implementar un Sistema de Gestión Ambiental y obtener la certificación ISO 14001:2015 debe tener en cuenta que debe pasar por un proceso de auditoría cumpliendo con los requisitos que exige la norma. Una vez pasada la auditoría, es complicado mantener y gestionar todos los procesos que requiere la norma. Por ello, le recomendamos el Software ISOTools Excellence, que le ahorrará tiempo dinero y eliminar todos los documentos físicos y realizará todos los procesos de forma automatizada.

INSCRÍBETE EN EL CURSO ONLINE TRANSICIÓN A LA NUEVA ISO 14001:2015
Recibe Nuestra Newsletter
New Call-to-action
Nueva llamada a la acción
Volver arriba