¿Qué es EMAS y qué diferencia hay con la ISO 14001?

NUEVAS NORMAS ISO ES UNA INICIATIVA DE ESCUELA EUROPEA DE EXCELENCIA

Nueva ISO 14001

¿ESTÁS PREPARADO PARA
LOS CAMBIOS EN LA
NUEVA ISO 14001:2015?

ACTUALÍZATE.

Blog

¿Qué es EMAS y qué diferencia hay con la ISO 14001?

ISO 14001

Nueva ISO 14001:2015

Aunque la norma ISO 14001 es un estándar internacional que facilita los requisitos para poder implantar  un Sistema de Gestión Ambiental en una organización, podemos encontrar otros tipos de normas que prescriben requisitos para un SGA funcional.

La primera norma reconocida, en este ámbito, es la norma EMAS que es una Reglamentación de la Unión Europea que se encuentra relacionada con los Sistemas de Gestión Ambiental. En concreto podemos hablar de la Reglamentación del Consejo Nº 183/93, del 29 de junio del año 1993, que faculta la participación voluntaria de las organizaciones de los diferentes sectores industriales dentro del Programa Europeo del Ecogestión y Ecoauditoría (EMAS).

EMAS solicita que los diferentes estados miembros de la Unión Europea establezcan estructuras administrativas que apoyen el programa y permitan que las organizaciones participen de forma voluntaria.

El principal objetivo perseguido por EMAS es cumplir la legislación de la Comunidad Europea desarrollando una política y unas acciones que se encuentren relacionadas con el medio ambiente y el desarrollo sostenible, como se encuentra estipulado en el Tratado de la Unión Europea firmado en Maastricht en el año 1992. En armonía con las resoluciones tomadas por el Consejo que se encontraba anteriormente, ya que algunas funciones y responsabilidades prescriben, y lo que se pretende es reforzar la economía y proteger al medio ambiente. El reglamento EMAS reconoce que las organizaciones deben tener su propia responsabilidad a la hora de gestionar el impacto ambiental que generan con sus actividades, servicios o productos, por lo que deberían:

  • Adoptar un enfoque activo dentro de este campo.
  • Prevenir, minimizar y, si es posible, eliminar la contaminación.
  • Asegurar la buena gestión de los recursos.
  • Utilizar tecnologías respetuosas con el medio ambiente.

El reglamento EMAS recomienda dicha responsabilidad que es exigida a las organizaciones, se puede llevar a cabo mucho más fácilmente gracias a la implantación de Sistemas de Gestión Ambiental, siempre y cuando sean llevados a cabo de una forma efectiva. Para que esto ocurra se deberá realizar:

  • Política ambiental.
  • Objetivos.
  • Programas.
  • Información a las personas interesadas.
  • Mejora continua.

Comparativa entre ISO 14001 y EMAS

El organismo que regula el reglamento EMAS dice: “Para evitar cargas injustificadas sobre las organizaciones y asegurar que se lleve a cabo el programa comunitario y las normas nacionales, europeas e internacionales para los Sistemas de Gestión y las Auditorías de Gestión Ambiental, se deben considerar todas las normas que se encuentran reconocidas por la Comisión y cumplen todos los requisitos correspondientes”.

Durante el momento de la redacción, no se estaba considerando que la norma ISO 14001 cumplía los mismos requisitos que el reglamento EMAS. Este hecho fue debido a que el estándar internacional ISO 14001 es una norma bastante reciente y existen diferentes aspectos fundamentales, que deben ser considerados a la hora de que las empresas que se encuentran certificadas con ISO 14001 puedan registrarse en EMAS.

Hace poco, el Comité Regulador de la Comisión Europea publicó un “Documento Puente”, en el que podemos encontrar detallados todas las diferencias entre ambos Sistemas. Este documento puede ser reclamado por las organizaciones que se encuentran certificadas bajo la norma ISO 14001 y pueden demostrar que su Sistema de Gestión Ambiental cumple todos los requisitos de la Regulación EMAS.

Las diferencias más destacadas son:

  • La norma ISO 14001 es un estándar internacional que se puede aplicar en todo el mundo, mientras que el reglamento EMAS solo puede ser aplicado en organizaciones que participen con los estados miembros de la Unión Europea.
  • El Reglamento EMAS requiere que se realice una revisión ambiental antes de implantar el reglamento, mientras que la norma ISO 14001 sólo sugiere que la realización de una revisión inicial es recomendable para desarrollar el Sistema de Gestión Ambiental y así poder identificar los impactos y aspectos ambientales significativos.
  • El reglamento EMAS requiere  que se realice una declaración ambiental, que debe quedar disponible para todas las personas que deseen verla. Dicha declaración tiene que ser verificada por un organismo externo que asegure su fiabilidad. Sin embargo, en la norma ISO 14001  no existe ningún requisito de declaración ambiental (no debe confundirse la declaración ambiental con la política ambiental).
  • Cualquier tipo de organización, independientemente de donde se encuentre situada, puede certificarse mediante la norma ISO 14001, pero con el reglamento EMAS solo pueden hacerlo las empresas que se encuentren dentro de los estados miembros de la Unión Europea. En primera instancia, el reglamento EMAS era aplicable solo al sector industrial (explotación de canteras, manufacturación, electricidad, residuos sólidos y líquidos, minería y suministro de luz y agua), pero desde entonces fue aumentando las fronteras y hoy día se incluyen las industrias de servicio y los gobiernos locales.
  • El estándar internacional ISO 14001 se puede aplicar a todos los sectores de la organización, mientras que el reglamento EMAS solo puede ser aplicado en un “sitio de operaciones” de la organización.
  • El Reglamento EMAS propone que la empresa debe cumplir todos los requisitos relevantes relacionados con el medio ambiente, sin embargo la norma ISO 14001 sólo dice que tiene que haber un compromiso de cumplir la legislación ambiental vigente.
  • El EMAS decreta que la auditoría del Sistema de Gestión Ambiental y la actuación ambiental que debe llevarse a cabo, y se realiza cada 3 años, mientras que la norma ISO 14001 no especifica la frecuencia, nos dice que se deben realizar a intervalos planificados.
  • El reglamento EMAS establece que la política ambiental tiene que incluir un compromiso de mejora continua durante la actuación ambiental que se esté llevando a cabo, con el objetivo de reducir los impactos a niveles que no excedan los correspondientes a una aplicación económicamente viable utilizando la mejor tecnología existente, mientas que el estándar internacional ISO 14001 establece que un SGA tiene que fomentar la utilización de la tecnología más avanzada, siempre que sea apropiado y viable económicamente para la organización.

Software para SGA

El Software ISO 14001 favorece la identificación de los aspectos del negocio que tienen un impacto en el medio ambiente y la aplicación de las leyes ambientales, la generación de objetivos de mejora y un programa de gestión para alcanzarlos, así como su comunicación interna.

Inscríbete en el Curso Online Futura ISO 14001:2015. Cambios Clave
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votes, average: 4,50 out of 5)
Cargando…